Filosofía

Cría y selección del gato Bengalí

Una Pasión hecha compromiso

Nuestra pequeña aventura comenzó por casualidad. Ada, nuestra hija más pequeña, desató en casa la pasión por los animales. ¡Se le caía la baba con ellos!
Poco después, al descubrir la raza del bengal, ese cariño inocente se fue transformando en un apasionante reto y un gran compromiso: dedicarnos a la mejora y selección del gato bengal más salvaje y dulce.

Y decidimos hacerlo en familia.

Nuestro propósito

Imagina a un gato con un aspecto tan imponente que no te atreves a acariciarlo, pero que ronronea pidiendo cariño en cuanto te acercas.
Esa es, precisamente, la esencia del bengal por la que cuidamos nuestra selección y trabajamos con dedicación cada día. Aquella que empujó a Jean Mill, entre otros, a llegar hasta el origen de esta raza.
Nosotros vemos la verdadera esencia del bengal en esa combinación: la fuerza de su lado salvaje con el carácter dulce de un gato doméstico.
Desde este pequeño hogar, queremos aportar nuestro granito de arena para preservar aquellos rasgos que convierten al gato de bengala en algo tan inolvidable.
Es un espectáculo ver a estos gatos crecer cada día junto a nuestros tres hijos.
Son increíblemente familiares y, aún así, les encanta jugar y sacar ese pequeño leopardo que llevan dentro. Esa experiencia y pasión es la que queremos compartir con los verdaderos amantes del gato bengal.

Cría y selección del gato Bengalí
Cría y selección del gato Bengalí

Nuestra Visión

En Nazarleopard, tenemos una visión clara y muy personal.
Nos especializamos en el bengal puro Brown, con patrones del leopardo real, su aspecto wild y su personalidad dulce, sin dar prioridad al manto de rosetas (aunque lo tenemos en cuenta para su aspecto global).

Tan solo trabajamos con gatos de bengala de alta calidad, sanos y sociabilizados, porque nuestro objetivo es potenciar todos esos rasgos estructurales que lo acercan al Gato Leopardo Asiático (ALC) y conservar el carácter más doméstico, cariñoso y familiar.

En definitiva, un verdadero mini leopardo doméstico.

Además, volcamos nuestra atención y esfuerzos en muy pocas camadas al año.
Seguimos una clara línea de trabajo: preferimos dedicarnos a disfrutar de estos animales y a darle todo nuestro cariño a los pequeños gatos que nos acompañan en esta peculiar familia.

Porque para nosotros esto es una pasión, pero una pasión que estará siempre comprometida con cuidar la raza del bengal desde la ética, el respeto y la humildad.

Cría y selección del gato Bengalí

Esta es nuestra visión personal de lo que un bengal puro debería ser:

Salud: al seleccionar priorizamos por no perder su valor híbrido, pero siempre teniendo muy en cuenta todos los diagnósticos, test y controles genéticos disponibles para asegurar la salud de cada ejemplar.

Temperamento: debe ir más allá de ser una dulce mascota, pues su inteligencia e intuición lo hacen diferente y debemos potenciar este valor. El cerebro también distingue a un buen bengal.

Estructura: debe ser lo más cercana posible al ALC. Eso quiere decir: cuerpos musculosos y atléticos, largos y esbeltos; parte superior y grupa curvadas y más altos en la parte trasera, con forma de pera alargada. Deberíamos poder trazar una línea continua desde la punta de la nariz hasta la punta de la cola sin saltos, curvas ni interrupciones. La cola debe estar baja y caer equilibrada, evitando colas en alto, de tamaño mediano y gruesa y punta redondeada.

● Cabeza: Debe ser de tamaño medio-pequeño, con largo y potente cuello; ojos bajos, grandes, redondeados y nocturnos; mentón fuerte y nariz ancha con mucho cuero y en línea con los inflados morros (no por encima del morro). Este es un detalle clave para el aspecto Wild y en muchos ejemplares se descuidada totalmente en pro de un bello y llamativo manto.

● Vientre blanco: un rasgo muy complicado de mantener, pero imprescindible para un aspecto totalmente Wild.

nuestra filosofía

Pasión

Selección

Satisfacción